jueves, 20 de febrero de 2014

Donde sí y donde no debes cocinar tus alimentos. Los riesgos de tu menaje

La mayoría de las personas no son conscientes de la importancia del recipiente dónde cocinamos nuestros comida. Sin darnos cuenta podemos estar contaminar nuestros alimentos con metales pesados o productos sintéticos. De nada sirve comprar productos de primera calidad, ecológicos y saludables si luego en casa van directos a una sartén de teflón o al microondas en una bandeja de plástico.




Hecha un vistazo al menaje de tu cocina y conoce que sí debes usar y que debes evitar para mantener tu salud y la de tu familia.

Utensilios NO recomendables:

Aluminio:

Al calentar alimentos en ollas de alumnio, este se oxida y forma sales de aluminio que puedan ser nocivas para la salud. Tampoco se debe usar papel de aluminio para cocinar, olvídate del metodo papillote si quieres proteger tu salud.

Sartén de teflón:

La gran mayoría de las cocinas tienen sartenes de teflón sin que sus propietarios sean conscientes del riesgo de toxicidad que está presente en este tipo de material. La toxicidad derivada del teflón es debida al ácido perluoroctánico (PFOA). Cuando el teflón se somente  a altas temperaturas, se descompone y libera gases y partículas finas tóxicas. Esto es especialmente común y peligroso en sartenes que tienen varios años de uso, que han sido limpiadas con detergentes abrasivos o se ha arañado el fondo al remover  los alimentos con utensilios metálicos y no de madera. El PFOA se ha relacionado con el cáncer de hígado, páncreas y testículos en ratones, así como con disfunción en el sitema endocrino e inmune y probemas de esterilidad, por lo que recomendamos que evitemos este tipo de recipientes y que se descarten los que observemos rayadas y sustituirlas por sartenes sin telón como por ejemplo las de cerámica o titanio.

Plásticos:

Los plásticos son altamente contaminantes en su producción y la mayoría de ellas no son biodegradables. Contienen sustancias que actúan como disruptores endocrinos, por ejemploel bisfenol A que interfiere en  nuestro sistema hormonal pudiendose producir tumores homonodependientes, los ftalatos y el estiren o.
Los ftalatos son un grupo de químicos que se usan para hacer que los plásticos sean más flexibles y difíciles de romper. Los ftalatos se han relacionado con un riesgo incrementado de sufrir cáncer de testículos, ovario y mama.
El único plástico apto en la cocina según la OMS es el polipropileno (busca el símbolo PP en los plásticos)


Cobre:

Los utensilios de cobre sólo deberían usarlos como decoración, pero nunca para cocinar en ellos. El cobre es el mejor metal conductor del calor, seguido por el aluminio y forman parte de los fondos difusores de olas y cazuelas, pero es muy peligroso si entran en contacto con los alimentos. Recuerdo como en algunas aldeas gallegas y asturianas todavía se cuece el famoso pulpo a feria en ollas de barro. Ojo con esto!




Hierro colado o fundido:

Estas son las ollas de nuestras abuelas. El hierro no es un buen conductor de calor ( por o que cocinar en utensiios de hierro requiere mayor consumo energético que con el resto de materiales) y además tiene el inconveniente añadido de los cuidados que necesita para evitar la oxidación.
En el caso de que se desprendan partículas de hierro no hay consenso acerca de la absorción de este hierro ni que el hierro que pueda absorberse sea realmente fisiológico.Lo más importante es que el fabricante pueda certificar que no contienen plomo.





Utensilio SI recomendables:

Vidrio:

El vidrio es muy adecuado para cocinar. Aguanta altas temperaturas, por lo que es apto para horneados.
El vídreo está fabricado básicamente con sílice, cal y sosa. Es un material inerte y no poroso.
Ojo con los vidreos decorados que no son aptos para cocinar y a los que se les añade plomo.



Acero inoxidable:

Para que sean recomendados es muy importante que no estén rallados o que se hayan quemado al pegarse algún alimento en la cocción.
Los utensilios de acero inoxidable están hechos con una aleación de hierro y carbono a la que se añade una aleación de cromo y níquel:esta normalmente contiene un 10% de níquel y un 18% de cromo. El acero inoxidable es básicamente estable y apenas libera estos metales, pero aunque sea en pequeñas cantidades sí que puede liberar níquel y cadmio. La capa protectora del acero inoxidable puede verse afectada por algunos ácidos, lo que puede ocasionar la liberación de hierro y níquel. Muchas personas son alérgicas al níquel y lo intentan evitar en bisutería, pero sin embargo lo consumen a diario en el menaje del yogas.
El acero inoxidable puede ser empleado sin mayores problemas, descartando aquellos que estén arañados. También se puede optar por adquirir menaje elaborado con acero quirúrgico(T-304), es el menos poroso y el riesgo de fuga de metales pesados es improbable. Este acero contiene titanio, que es un material resistente a altas temperaturas y atóxico. El acero quirúrgico permite  cocinar sin apenas agua y aceite, difícilmente se pega la comida y conserva los nutrientes de los alimentos.

Titanio:

El titanio es un metal inerte y atóxico, de gran dureza y resistencia y no produce alergias, por lo que se utilizada en cirugía y para prótesis e implantes( no hay que confundirse con los rechazos que puede ocasionar; estos son alergias, es decir , no hay implicación inmunológica). Busca siempre utensilios de cocina que contengan titanioen su revestimiento. No existen ollas 100% titanio, pues serían carísimas.
Existen baterías de cocina que contienen un antiadherente de cagón sobre base de titanio, proyectado a 20.000 grados, lo que nos asegura una superficie totalmente estable, de gran dureza y durabilidad, así como la ausencia de liberación de metales pesados.
El acero japonés es otra aleación libre de cromo y níquel. Es ideal para utilizarlo en los cuchillos, aunque con el tiempo también se oxida.

Barro:

El barro es un materail de gran calidad para cocinar, el problema es que muchas ollas de barro que se venden están esmaltadas con minio, que es un derivado del plomo. Busca siempre cazuelas de barro sin esmalta.      


Cerámica: 

Resiste muy bien la corrosión y el uso, sin alteral el sabor de los alimentos. El único problema es que pueden contener plomo, que se liber cuando se desconcha. No aguantan altas temperaturas, por lo que es mejor no usarla en horneados. Los utensilios de cerámica son una perfecta alternativa a los tradicionales materiales de acero inoxidable.

Son muy recomendables los cuchillos cerámicos Al cortar con acero inoxidable se produce una transferencia de iones metálicos en la zona del corte del alimento. Esto se evita con los utensilios de cerámica, sobre todo con la cerámica japonesa.


Madera.

Es el  material más recomendable para remover nuestros pucheors y cortar alimentos.pero ojo, deben de ser de madera de verdad.



Bambú.

El Bambú también es un material muy recomendable para usar como tabla de cortar alimentos o cestillo para cocinar al vapor.



Fuente y bibliografía consultada: Dra Odile Fernández libro "Mis Recetas Anticancer"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...